- Anuncios -

Mercedes ha empezado a hacer cuentas y calcula que Ferrari no tardará mucho en sufrir las primeras penalizaciones de la temporada. La escudería alemana espera que se reproduzcan los problemas en el turbo (TC) de los Ferrari para recortar los 14 puntos de ventaja que tiene Sebastian Vettel en el Mundial de pilotos.Tanto Vettel como Kimi Raikkonen van ya por el cuarto turbo del año, el máximo permitido por el reglamento de la FIA, y ambos pilotos están al borde de ser sancionados en la parrilla de salida. Si vuelven a necesitar un cambio de turbo en las próximas carreras perderán 10 posiciones de partida cada uno.Precisamente, Vettel es el que corre mayor peligro, ya que la última vez que cambió el turbo de su monoplaza fue el 13 de mayo, antes de la sesión de calificación del Gran Premio de España. Todavía no se había completado la quinta prueba de la temporada y Ferrari ya tuvo que echar mano del cuarto turbo en el coche de Vettel, casi a una media de un TC nuevo por cada carrera.
La escudería italiana no pudo ocultar su preocupación por los problemas detectados tan pronto en un elemento tan importante del motor. “Es una preocupación, porque tuvimos un fallo en el turbo a principios de temporada y tuvimos que sustituirlo muy rápido e introducir muy pronto el segundo, el tercero y el cuarto. Pero eran pequeños problemas y ya están solucionados”, ha dicho recientemente el director técnico de Ferrari, Mattia Binotto.Ya han pasado tres meses desde que Ferrari tuvo que realizar un cambio completo de motor, incluido el turbo, en el coche de Vettel. Y, desde entonces, el equipo de Maranello ha estado rotando los cuatro turbos de Vettel, una vez subsanados los problemas que presentaban, para apurar la vida de los cuatro al máximo y evitar la sanción que supondría echar mano de un quinto elemento.”Tras detectar un fallo en el turbo 1 y reemplazarlo en Bahréin, en los siguientes turbos introdujimos algunas modificaciones para mejorar la fiabilidad y están funcionando bien de momento. Hemos gastado todas las unidades que podíamos introducir, pero todas están activas y estamos rotando. Nuestro objetivo es terminar la temporada con los turbos que tenemos”, explicó Binotto.
Mercedes confía en que el problema del turbo sea más grave de lo que ha reconocido Ferrari hasta ahora, y cuenta los días para que la ‘Scuderia’ tenga que estrenar el quinto TC. “Nosotros todavía tenemos una unidad de potencia fresca, mientras que Vettel podría sufrir debido a que ya va por el cuarto turbo. En condiciones normales, difícilmente llegarán bien hasta el final de la temporada”, dijo el director deportivo de Mercedes, Toto Wolff, en una entrevista con ‘La Gazzetta dello Sport’. Según Wolff, a partir de ahora la lucha con Ferrari será una guerra por la fiabilidad. “Nosotros sólo debemos centrarnos en nuestra fiabilidad”, señaló el austriaco. Mercedes aún va por la tercera unidad en todos los elementos importantes del motor (ICE, TC, MGU-H y MGU-K), pero ha tenido que sustituir una vez la caja de cambios en los monoplazas de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, lo que les hizo perder cinco posiciones en parrilla a cada uno. Hamilton sufrió la penalización en Austria y a Bottas le tocó una semana después en Silverstone. Wolff espera que Vettel y Kimi sean los siguientes para igualar la batalla.

- Anuncios -